domingo, 24 de noviembre de 2013

NOVIEMBRE EN LA PIEL...


El tiempo, se convierte en una estación de oportunidades para aquellos que ocupan sus vagones…


Casi despedimos noviembre…
Se va un mes mágico que anuncia un letargo de once largos meses…

Mi entrañable noviembre..., entre paraguas y bufandas, ¡te alejas victorioso!, no sin antes, frenar mí impulso de querer atrapar entre tus pliegues, aquellos sonidos que en un pasillo silencioso partirán pronto contigo…
Noviembre lluvioso..., ¡ávido y cómplice con el viento!, concebiste poesías entre las brasas de un fuego, forjando así, pausas entre acto y acto que guardo secretamente, esos qué rubricaste con anhelos y realidades que supieron aprovechar su tiempo al perderse entre tus dulces momentos…

¿Extrañarte?… ¡es un sentimiento inherente!, aflora cuando pasas por delante de mí obligándome a observar con condescendencia, tu exilio hasta el próximo noviembre...
Sin lágrimas en los ojos, te despido en la estación de las oportunidades. Aquellas que viajan en un vagón para preñarme con una utopía, cuyas sombras aguardarán detrás de un ciprés hasta el próximo noviembre…

Tus huellas persistirán en cada gota de lluvia, y, entre guiños solares, coquetamente hilvanará brisas gélidas con tu aroma y el suyo...
Compañeros acérrimos en ésta aún larga estación que fosilizará con tus hojas muertas, aquellas que sirven de alfombra en mi danza de seducción…

Posees caminos que llevan a mi rincón favorito, a unos brazos, a una piel, a unos labios dónde duendes e ilusiones, conviven por un mismo propósito…
Mi querido noviembre, te abrazaré en mis madrugadas hasta el próximo otoño...

El firmamento será guía y tejado.; un proclamador  que en cada estación, precederá con un bostezo largo en el tiempo…
Esther Mendoza.

… Y mañana sin ti, volveré a ser "ahora" con el breve tacto de su piel…

 

 

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. No creo ser el primero, ni seré el último, que te dice lo mucho que transmiten tus letras...
    Es un placer leerte...

    Besos... Susurrados...

    ResponderEliminar